martes, 10 de enero de 2012

TRÁNSITO DEL ESPÍRITU. MUERTE, GUÍAS ESPIRITUALES, KARMA Y REENCARNACIÓN.

 
   Seguro que muchos de ustedes sienten preocupación y/o dudas sobre la muerte. De hecho en la sociedad occidental la palabra muerte se ha convertido en tabú. Sin embargo, en la cultura oriental se ve con una óptica totalmente diferente. Para ellos la muerte simplemente es un tránsito hacia la vida espiritual.
   Les puedo asegurar que el punto de vista de la cultura oriental es el acertado. La muerte no existe como tal. Como ya hemos comentado en anteriores artículos somos espíritu, que nace de una fuente primigenia (El Padre Creador), del que nunca nos desvinculamos, ya que su reflejo reside en nosotros como YO SOY EL QUE SOY. Este reflejo se acentúa con el despertar de la kundalini y la búsqueda espiritual a través del Camino Medio , conduciéndonos indefectiblemente a nuevos y más elevados estadios de consciencia.
   Todo espíritu nace carente de conocimientos y experiencias, a estos los llamamos "pobres de espíritu". Sin embargo, cuentan con la ayuda inestimable de otros espíritus más elevados que realizan labores de guía.
  • GUÍAS ESPIRITUALES O ÁNGELES DE LA GUARDA.
   Estos guías espirituales (también llamados ángeles de la guarda) se encargarán de establecer las pautas y la hoja de ruta del espíritu para que evolucione, puesto que el crecimiento espiritual es la única meta. Partimos del Padre carentes de luz, y volveremos al Padre llenos de ella.
   Nuestros guías o ángeles de la guarda buscarán el momento propicio y los condicionamientos adecuados para que encarne. Haciendo uso de su elevada condición de consciencia, establecerán una hoja de ruta con diferentes pruebas que el espíritu deberá enfrentar en su nueva etapa como encarnado.
   Pero el espíritu contará con libre albedrío durante su etapa encarnada para alterar esa hoja de ruta. Es verdad que hay un guión preestablecido, pero este puede ser alterado por nosotros. Cuando el espíritu emprende esta nueva etapa de la encarnación, se despide de La Realidad y con mucho dolor se enfrenta a una serie de experiencias que le pondrán a prueba continuamente. Dolor porque se pasa de un estado no limitado a someterse a un recipiente de dimensiones restringidas.
   Es importante y necesario que con la encarnación se olvide nuestra verdadera naturaleza. Pues sólo así podremos poner llevar a cabo nuestra hoja de ruta.
   El espíritu se adentra en el embrión de la madre y nace allá donde se ha estimado oportuno, rodeado de otros espíritus encarnados que interactuarán con éste para adquirir experiencias y conocimientos.
  • EL KARMA.
   Este espíritu con el transcurso de la vida terrenal irá tomando decisiones que irán marcando su devenir y personalidad. Ya que como resultado de sus acciones el encarnado irá adquiriendo ciertas cuitas, deudas o karma con los que le rodean (tanto encarnados como desencarnados).
   Como resultado de este karma, el espíritu deberá someterse a pruebas que salden estas deudas y que permitan que tanto el deudor como el adeudado queden libres para continuar su camino de aprendizaje.
  • REENCARNACIÓN.
    Serán nuestros ángeles de la guarda los que tomen la decisión de como y cuando el espíritu se someterá a esas pruebas.
    Puede que en esta vida no se de la situación adecuada para que se salde el karma contraído, por eso contaremos con más oportunidades.
   Cuando la vida encarnada llegue a su fin, el espíritu experimentará un gran alivio y sensación de libertad. Pueden ocurrir dos cosas, una que acepte su nueva condición y será recogido por espíritus de luz, entre los que se encontrarán sus guías. O por el contrario, que no acepte esta nueva condición por sus apegos materiales y quede vagando entre los dos mundos como un "ser entorpecido".
   Para el espíritu que sigue el camino correcto de dar el salto a través del túnel de luz (espacio interdimensional entre las dos realidades (la material y la Espiritual), se tomará un tiempo para hacer balance de su última encarnación. 
   Y de acuerdo con sus guías espirituales será consciente de cuanto ha hecho y de los karmas contraídos. Entonces se resolverá tomar una nueva vida con otra hoja de ruta que le permita seguir el camino de aprendizaje, que no cesará hasta haber ascendido (liberación de las ataduras de la carne para siempre).
   Más adelante trataremos a los seres ascendidos o seres de luz y a los seres entorpecidos.
   Conviviendo en este momento en la Tierra existen diferentes grados de evolución entre los distintos espíritus encarnados y desencarnados. Los hay más evolucionados que otros. Por ello tomaremos como axioma que "cuando el alumno está preparado aparece el maestro", ya que los más pobres de espíritu necesitan de la ayuda o consejo de aquellos que caminaron y sufrieron antes que ellos.
   Otro aspecto a tener en cuenta es que no siempre se ha de producir la reencarnación en este planeta. Existen otros mundos más o menos evolucionados, donde quizás si nuestros guías espirituales estiman oportuno, deberemos reencarnar para seguir nuestra evolución.
   Concluyendo, les diría que para el espíritu lo que comúnmente se entiende como "muerte" es en realidad el nacimiento a la libertad.Y lo que entendemos como nacimiento es caer en el dolor y el estrépito de caer en un recipiente corpóreo, y quedando sometido a todo tipo de contingencias en su periplo carnal. 
   Espero que este artículo sirva para abrir los ojos de la consciencia a aquellos que lloran a los "muertos", también a los que sienten especial apego por la vida y miran con recelo el final de la misma. No teman porque hemos reencarnado muchas veces, y seguramente (si no ponemos remedio) seguiremos haciéndolo.

10 comentarios:

  1. genial...esto era lo que esperaba que publicaras...interesantisimo....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado. Espero que los próximos artículos te sirvan de ayuda.
      Buenas noches y ve en paz...

      Eliminar
  2. según he leido existen diferentes ejercicios para ponerte en contacto con tu guia espiritual....por medio de los sueños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no perdería el tiempo con la práctica de técnicas especiales para ponerte en contacto con tus guías. Ten presente que ellos están presentes aunque no seas consciente de su presencia.
      Medita en silencio en actitud de entrega y será entonces cuando estarás más próxima si cabe a los mismos. Recuerda que somos espíritu y que reconociéndonos elevaremos nuestra consciencia y por ende la percepción de La Realidad. Están contigo...siempre han estado...y lo seguirán estando.
      Seguir tu hoja de ruta es el mejor tributo que les puedes hacer.
      Buenas noches y ve en paz...

      Eliminar
    2. Me interesaría mucho saber sobre los viajes astrales,pues creo que he realizado alguno....cuales son las sensaciones qué se tienen???.....GRACIAS, Carlos

      Eliminar
    3. Hola y buenas noches.
      Bien, efectivamente existe la posibilidad de realizar viajes extracorpóreos. Existen diversas maneras de realizarlos. Los hay más o menos sutiles.
      Muchas veces recibimos sueños lúcidos en los que somos conscientes de estar despiertos en medio del sueño y podemos movernos. Este método lo suelen utilizar nuestros guías y seres de luz para aconsejarnos.
      Por otro lado, existe la posibilidad de que conscientemente demos salida a un paquete energético o astral. De esta manera podremos desplazarnos libremente, pero siempre por el mundo astral, un plano muy próximo a éste que casi se solapa. El inconveniente es el elevado gasto energético.
      Por último existe la proyección espiritual, donde el espíritu es el que se ausenta a voluntad del individuo y goza de absoluta libertad para obrar en otros planos de consciencia más elevados. Esto lo llevan a cabo sólo individuos con una elevadísima preparación espiritual.
      Si me preguntas por las sensaciones, te diré que en el último caso es algo absolutamente imposible de expresar con palabras. Es el gozo del conocimiento y reconocimiento del sí mismo en la globalidad.
      En los viajes astrales son las emociones las que marcan la pauta, pues el movimiento se efectúa en un semiplano muy parejo a éste, donde las sensaciones son a tener en cuenta. Existe un cierto grado de libertad, pero en mucha menor cuantía que en la proyección espiritual.
      En los sueños lúcidos nos sumimos en un torrente de energía, donde podemos pasar toda suerte de aventuras.
      Espero haber podido aclararte algo, pero para ser más conciso sería conveniente que expusieras tu experiencia.
      Saludos.

      Eliminar
    4. Hola!!!!1
      Mi experiencia es muy extraña ya que tenía un problema y al acostarme por la noche no sé si en sueño o en viaje astral sentí la necesidad de ir a contarselo a alguien me levanté e hice todo el recorrido desde mi casa hasta la suya entré en su vivienda me senté en su sofá y esperé a que saliera y se sentara conmigo y hablé con esa persona....el recorrido fue muy real por las calles el subir por la escalera hasta su casa a la que entré sin problemas....al despertar al día siguiente estaba agotada y siempre me han quedado las ganas de saber si él tuvo algún sueño o experiencia parecida

      Eliminar
  3. Hola,Que ocurre con nuestros seres queridos, nos volveremos a encotrar, seguiremos en conexión de alguna manera?? Gracias Carlos.

    ResponderEliminar
  4. Buenas noches. En cuanto a la pregunta que me planteas, debemos primero tener presente que todos somos espíritus hermanos, y que con aquellos que hemos coincidido anteriormente es más probable el reencuentro. Esto se entiende de una manera muy sencilla y simple, ya que con la interacción se generan karmas en un sentido u otro, con lo que es muy probable que el reencuentro se efectúe en muchas existencias más. Así en unas encarnaciones coincidirás con determinado individuo con una serie de lazos afectivos y/o familiares, sin embargo, en otra aunque coincidan casi seguro que los lazos no sean tales.
    Estamos en manos de nuestros guías espirituales, que son los que conforman el patrón de cada existencia terrenal.
    Ten en cuenta que aquellos seres queridos y familiares en esta existencia son tales por imperativo de necesidad evolutiva y no por otro motivo.
    El encuentro no es casual, todo está perfectamente orquestado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Buenas tardes. quisiera contar una experiencia que me ocurrió hace unos cuantos años, antes de tener a mi hijo Samuel.Yo estaba casada y siempre quise tener hijos,pero éstos no llegaban. Un día estaba tumbada en el sofá, y ví la imagen de un niño de cuatro años que salía del baño junto a mi marido y yo lo llamaba Samuel. Fue cuestión de segundos.
    Al final, le comenté èsto a un experto y me dijo que había hecho una proyección al futuro. más o menos me comentó que mi hijo se me había aparecido del más allá para que yo supiera que iba a tener un hijo. Dos o tres años después de esta experiencia tuve a un niño.Le he puesto de nombre Samuel ¿Me podría explicar cómo se produce una proyección al futuro?

    ResponderEliminar

Haz aquí tu comentario