sábado, 28 de enero de 2012

MAESTROS ASCENDIDOS , AVATARES - COMO ACCEDER A SUS ENSEÑANZAS.


  •    MAESTROS ASCENDIDOS.
   Como ya hemos tratado, son muchos los espíritus de luz que se manifiestan como maestros ascendidos. Éstos indudablemente ya han trascendido la carne y sus estados vibratorios les sitúa en niveles de consciencia más elevados. La pregunta que se nos plantea es ¿cómo acceder a un maestro ascendido?, ¿seré digno de su presencia para adquirir conocimientos espirituales?...

   Obviamente como ocurre entre los encarnados, para aquellos que se hallan en la luz también existen distintos estados vibracionales. Es decir, no todos los seres de luz tienen el mismo nivel de consciencia. Recordemos el principio de que "como es abajo es arriba y como es arriba es abajo".

   Para que un maestro ascendido se manifieste deben de darse muchas circustancias, entre las cuales primeramente esté el "para qué". Ningún maestro ascendido se manifiesta si no hay una finalidad imperiosa para ello. Tengamos presente que cuando el alumno esté preparado se presentará el maestro.

   La manifestación no tiene por qué producirse de manera directa, es decir, a través de los sentidos físicos, lo más normal es que suceda a través de distintos filtros o canales. Estos canales son muy diversos, como puede ser el encontrar en el momento adecuado un texto que nos inspire para elevar nuestras vibraciones. O a través de una meditación donde elevemos nuestra consciencia por la influencia energética de este maestro. También podría darse a través de un médium que canalice las vibraciones de algún maestro ascendido.

   De igual manera, estamos sujetos en toda existencia terrena a una hoja de ruta supervisada por nuestros guías espirituales. Siempre existe la flexibilidad de nuestro libre albedrío para alterarla, pero aún así nos marca una línea maestra a seguir. Por tanto, si están leyendo esto es porque de una manera u otra en sus líneas maestras existe una tendencia hacia el camino del despertar espiritual.

   A más elevemos nuestras vibraciones con la práctica de la meditación contemplativa de una manera regular, más sensitivos nos volveremos a la Realidad espiritual en sus diversas manifestaciones. El camino está claramente definido, emprendamos la marcha silenciosa y ahondemos en nuestro ser, porque cuando dirigimos nuestra atención hacia el interior, es entonces cuando nuestro sello divino "Yo Soy el que Soy" abrirá las puertas hacia un tesoro de sabiduría y entendimiento.

   Así bien, decía Jesús..."no echéis lo Santo a los perros, no sea que estos se vuelvan contra vosotros y os despedacen". En clara alusión a que cada uno debe recibir aquello de la luz que está preparado para asimilar por su nivel evolutivo. Por esto los maestros ascendidos se manifiestan al alumno que está presto a despertar a nuevos estados de consciencia.

   No deben obsecarse con la idea de contactar con un espíritu de luz, ¡no!. No funciona de esta manera, es la luz la que ha de manifestarse a nosotros cuando el momento así lo requiera. Nosotros sigamos con el reconocimiento interior, ocupémonos de alimentar cada día a nuestro espíritu con el silencio derivado de la meditación. Y dejemos que el resto venga dado por añadidura a nuestra entrega.

   Les aseguro que el que busca al final encuentra. Pero no precipitemos acontecimientos para que no nos llevemos una desagradable sorpresa. Y me refiero a que existen muchas técnicas para forzar un encuentro con entidades de otros planos energéticos. Lo peligroso de todo esto es que si nuestras vibraciones no son las adecuadas, probablemente aquello que se presente no sea precisamente de la luz.

   Les pido por su bien que no se presten a estas prácticas espíritas, o tableros de ouija, o recurrir a videntes, o a brujos de dudoso calado. No fuercen los acontecimientos, ya que las consecuencias de precipitar los acontecimientos pueden derivar en terribles consecuencias. No se lo tomen a broma porque es un asunto muy serio.

   ¿Cómo saber si lo que se presenta es o no de la luz?. Para ello debemos estar en primer lugar preparados en el conocimiento del espíritu, y contar con cierto equilibrio energético de nuestro sistema sutil (canales y chakras). Entonces y parafraseando de nuevo al maestro Jesús, "el árbol se conoce por sus frutos".

   No nos precipitemos nunca, seamos prudentes y estemos alerta porque el engaño es moneda de cambio en estos días. Reconoceremos la Verdad cuando el fruto sea hermoso a los ojos del espíritu.

   Lo que es ineludible es que con el crecimiento espiritual iremos abriendo puertas para que nuestros maestros ascendidos accedan a nosotros, y a su vez, nosotros a ellos..

   Los maestros ascendidos se mueven en otros planos vibratorios más elevados, pero llegado el caso son capaces de descender a planos menos elevados para desarrollar una tarea. Es posible que el ser ascendido no sólo se manifieste a través de canalizadores o sueños u otras vías, sino que en casos muy puntuales desciendan para encarnar entre nosotros.


  • AVATARES.

   Estos casos son extraordinarios, pero se han venido sucediendo a lo largo de la historia. El caso más conocido es el de Jesús, que siendo un maestro ascendido hizo el sacrificio de someterse a la encarnación humana para realizar una ardua tarea. El caso de Jesús es como digo muy especial porque se trata del espíritu con más elevación espiritual de la Creación. Es sin duda nuestro hermano mayor, y como tal vino a indicar el camino a seguir a sus hermanos menos elevados.

   Estos casos excepcionales como el de Jesús o  el mismo Krishna se les suele denominar como avatares, es decir, manifestaciones de la divinidad sobre la Tierra. Han encarnado entre nosotros siendo cualidades puras de la divinidad.  Y cada uno de ellos ha traído entre nosotros una cualidad divina para establecer esas vibraciones en el planeta.

   Sin embargo, son muchos los casos de maestros ascendidos de menor calado vibracional que Jesús, pero aún así maestros ascendidos que encarnan para realizar distintas misiones en el planeta.

   Concluyendo podemos decir que somos maestros en potencia, de manera que la maestría ha de nacer en nuestro interior como resultado de la práctica de la meditación contemplativa. No necesitamos de sometimientos litúrgicos. Sólo debemos entregarnos a nuestro templo interior para que nuestros guías espirituales y, en mayor medida, los maestros ascendidos puedan mostrarnos el camino a la iluminación.

 
 

3 comentarios:

  1. será cuestion de profundizar en la meditación y escapar de publicidades engañosas que pueden captarnos por nuestra ansia de anticiparnos al futuro...gran artículo

    ResponderEliminar
  2. mm no se .. le tengo mucho respeto la precensia de jesus como para llamarlo libremente mi hermano .. pues ya que muy bien no conosco ese termino humano o espiritualmente hablandolo .. creo q jesus es un ser demasiado exelso y poderoso como para llevarlo a un nivel de semejanza y similitud a el alma de un humano como para llamarlo libremente . no se es solo lo que pienso pues creo q las pocas veces q e podido contactar con su divina y santa precensia me a tenido realmente rendido al suelo y sentirme en verdad la cosa mas ineficazmente existente y pequeña de la creacian ante su magnitud de poder .. pero es solo lo que pienso .. no se cual es la verdad .. pero me gustaria encontrarla y ser libre como dicen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola... me tomo la libertad de responderte sin animo de molestar... pero yo es mis epocas mas malas y feas el maestro jesusnse tomo la molestia de venir en mis sueños e indicarme q todo iba a estar bien, q eran solo ilusiones y malestares, q mi vida estBa bien y tomandome de la mano me ha mostrado el camino miles de veces... si hay ALGUIEN A QUIEN podria llamar hermano, amigo, esa a el, de hecho siempre pienso y me refiero a el como mi hermano mayor... su mensaje principzl es q todos somos omo el, solo tenemos q intentarlo

      Eliminar

Haz aquí tu comentario